jueves, 11 de diciembre de 2008

Perros; justicieros y envidiosos

Friederike Range, un experto en psicología animal de la Universidad de Viena, puso en practica un procedimiento mediante el cuál comprueba que los perros sienten: envidia y reconocen los actos de injusticia.

Este experto en psicología animal, sostiene que los perros pueden sentirse "ninguneados", si reciben un trato diferente a sus congéneres, llegando a experimentar envidia. Además, se observó que los perros, se rebelan ante las situaciónes injustas como el maltrato, teniendo cierto grado de "aversión a la desigualdad", en otras palabras, se puede decir (lo digo yo), que el socialismo traspasó las fronteras de la raza y llegó a los perros.

Voy a explicar la forma en la cuál este especialista, junto con un grupo, lograron sacar estas conclusiones.

En primer lugar, enseñaron a un grupo de perros a "dar la pata", recompensando con algo de comida a cada perro cuando lo hacía correctamente.

Luego de realizar repeditas veces este acto: el perro "da la pata" y recibe recompensa, los investigadores empezaron a ser mas generosos con unos perros que con otros. Cuando los perros "elegidos", daban "la pata", recibian una recompensa generosa, pero cuando los otros perros, hacían lo mismo, no recibian recompensa.
Este procedimiento de desigualdad entre los perros, se repitió varias veces, y trajo sus consecuencias, los perros que no recibian recompensa por "dar la pata", empezaron a mostrar signos de enojo y resentimiento hacia las personas y los otros perros. Mientras veian que a sus compañeros privilegiados les daban su recompensa, comenzaron a ponerse inquietos y a rascarse. Además, en cierto momento, los "no recompensados" dejaron de responder a las ordenes de los investigadores, en una forma de huelga.


Respecto de la investigación, Range dijo: "La reacción de los animales se debía claramente al reparto injusto de recompensas", explica Range. "Esto demuestra que sentían una emoción compleja que normalmente no solemos a atribuir a otras especies".
La siguiente imagen vale mas que mil gruñidos:

8 comentarios:

Corto Maltes dijo...

Cuantos años habran estudiado estos tipos para llegar a una conclusion tan boluda como esa. Los que tenemos o tubimos perros y los tratamos como parte de la familia sabemos que los animales responden a todos los estimulos igual que los seres humanos. Responden con temor, ira, verguenza, amor y sienten celos como cualquier persona. Y yo no perdí tiempo estudiando ni torturé a mi mascota para saber eso.
Viva la ciencia!!!

Manu dijo...

Los que tenemos perros lo sabemos... (Sabemos que somos iguales a ellos)... De hecho, un estudio realizado en mi casa... Comprobó que tras algunos años de evaluar mi carácter al despertarme, concluye:
que puedo ser una perra, e inclusive ladrar hasta el mediodía...
Saludos.
(guau, guau)

joker21 dijo...

Si..yo creo que no era necesario hacer lo que hicieron..por eso lo subí...además todos sabemos que hasta Barney, el perro de Bush estaba resentido porque se tiene que ir de la casa blanca....sino me creen..busquen en el archivo de este blog...

salu2!

HUGO dijo...

Como dice el provervio......que vida de perros que tienen.

joker21 dijo...

jeje..igual...yo preferiria ser perro a ser muchas cosas...

Manu dijo...

Leí esto y me parece que tiene mucho que ver con este tipo de estudios...
comparto:
http://orsai.es/2005/06/un_estudio_indica_que_los_estudios_indican_boludeces.php
Salu2

joker21 dijo...

Yo repito que la cara del cachorro que termina el post lo dice todo...

salu2

Nico Bari dijo...

Estos científicos estan demasiado al pedo.

Saludos!