lunes, 28 de septiembre de 2009

¿Ser auténtico está bueno?

"Ser auténtico está bueno" (¿Ser auténtico está bueno?)

Había una vez un asesino serial. Cuando este asesino es atrapado por las autoridades, y es sometido a un interrogatorio, ocurre el siguiente diálogo:

DETECTIVE- ¿Usted es el culpable de la muerte de siete hombres, la violación y posterior muerte de diez mujeres, y la tortura y la muerte de cinco niños, no es asi?
ASESINO-Absolutamente, soy culpable de todo eso.
DETECTIVE-¿Por que mató a esa gente?
ASESINO-¿De verdad quiere saberlo?
DETECTIVE-Exacto, dígame la verdadera razón de los asesinatos. Dígame lo que pensó al matarlos.
ASESINO-Yo tenía un arma, estaba de mal humor. Ellos no tenían ningún arma, estaban totalmente expuestos. Además, estaban riendo, estaban en una fiesta, eso no me gustó, pensé ¿por que no quitarles la alegría? Es así como decidí matar a todos y cada uno.

Simple. Evaluemos ese pequeño diálogo -inventado ahora por mi- en el cuál el detective interroga a un asesino acerca de sus asesinatos. El asesino, antes de decir la verdad, repregunta, consulta al detective "¿De verdad quiere saberlo?". En ese momento, el asesino dice la verdad, despojado de ataduras, la verdad dura, cruda, en bruto. Utiliza -con una previa advertencia- una bruta forma de honestidad, una manera directa de decir lo que piensa. Resulta que no es nada agradable -supongamos que fuese real- escuchar esos motivos, no sería nada feliz escuchar que alguien nos confiesa que mató a X cantiadad de personas por un motivo tan simple como el "¿por que no?". El asesino mató a las personas porque no encontraba motivo que se lo impidiera, por el contrario, encontraba un "¿por que no?" favorecido, potenciado por las circunstancias: "Yo tenía un arma(...) Ellos no tenían ningún arma...". El motivo, el sentido, la razón, dejan de ser importantes para el caso, lo que termina importando es una simple situación puntual, una "posibilidad de hacer" -matar en este caso. En este momento, el asesino se pregunta "¿por que no matarlos?" y no encuentra ningún impedimento, todo lo contrario.

Ahora bien, ¿es esta forma de actuar racional? ¿es humana o animal?. Es irracional, es más animal que humana. Con esto no quiero decir que no sea humano el deseo de matar, sino que, al vivir en sociedad, y al usar la racionalidad en todos nuestros actos, nos detenemos, nos regulamos por la razón. Sin dudas, el asesino -en este caso- tiene algún desorden mental.

Si estamos de acuerdo en que esta forma de actuar es irracional, si coincidimos en que el asesino está "desordenado mentalmente", ¿por que no nos parece lo mismo en otros casos más comunes? Veamos un ejemplo claro:



En el video se premia a la autenticidad, "Ser auténtico está bueno". Aquí, en esta afirmación, no hay razones, no hay sentido, no hay argumentos: solo hay afirmaciones categóricas, rotundas, despóticas, animales.

¿Por que está bueno ser auténtico? Porque ser auténtico está bueno.

En esa pregunta, y su única y última respuesta, entra toda la irracionalidad de el aviso de yerba, se condensa toda la animalidad irreflexiva de la autenticidad estúpida y ciega.

Un razonamiento similar a este es el del ejemplo que inventé antes, el del asesino. El asesino razona de forma similar, de una irracionalidad del mismo tipo, parten las dos situaciones: la de la yerba y la del asesino.

¿Por que los maté con un arma? Porque tenía un arma y podía matarlos.

No hay sentido, no hay motivaciones ni finalidades, no hay objetivos ni fundamentos: solo hay una acción vacía, irracional, brutal y animal. En ambos casos se actúa de forma inferior -a continuación aclaro porque "inferior"- a la de un reptil. La vívora espera a que el ave abandone su nido en busca de alimento para reptar por el tronco hasta el nido, y finalmente, devorar los huevos del nido. ¿Por que lo hace? Porque puede y porque de debe. Pero además, lo hace porque tiene el instinto, porque debe comer los huevos del nido para sobrevivir, para mantener a las especies en equilibrio. En cambio, el asesino no mata para sobrevivir ni para alimentarse, ni si quiera mata por deporte, mata porque puede, porque no tiene impedimento (¿por que no?), porque no hay nada que le indique que no puede hacerlo, por lo tanto, como puede hacerlo; debe hacerlo. Desaparecen los motivos, por más instintivos que sean.

En el caso del aviso publicitario de la yerba, "se debe ser auténtico porque está bueno". No se podría especificar si hablamos de un imperativo categórico o hipotético. No hay obligación de "ser auténtico", nuestra razón, nuestro deber no nos obliga a ser auténticos. Pero tampoco hay mayores motivaciones, no hay incentivo alguno, no hay significado ni sentido. "Ser auténtico está bueno", "está bueno" no llega a ser un incentivo para "ser auténtico", puesto que no queda bien claro que es "está bueno". Hay que ser auténtico porque está bueno, porque si, no por mandato divino, ni siquiera por mandato divino, no por mandato racional, no porque esto me traiga beneficios, no... solo porque "está bueno". Desaparece toda racionalidad y todo instinto: no preciso ser "auténtico" para vivir.

Otro punto importante es el carácter de esa autenticidad barata, vacía, estúpida y superficial en el sentido más amplio. En todos los ejemplos de esta serie de avisos de yerba -que se pueden escuchar en radio, ver en televisión y en youtube-, se toma "lo auténtico" como una característica irracional brutal y agresiva, además de improductiva, mediante la cuál los individuos, dejando de lado su razón, parecen decir lo que sienten. Se trata de lo auténtico como algo chocante y pseudo agresivo, pero improductivo, que no aporta nada al diálogo racional, y que no tiene sentido.



En todos los casos ocurre casi lo mismo: en un caso, una compañera de trabajo llega con nuevo corte de pelo, le pregunta a la otra como le quedó. La interrogada le dice "bien". Pero en este momento interviene esa suerte de "ángel de la autenticidad" que propone el aviso de yerba, el cuál le pide que diga "algo auténtico", no importa que, importa solo que sea auténtico, porque está "bueno". Es entonces, cuando la interrogada contesta "la verdad es que te queda espantoso el corte de pelo".

¿Que es lo que lleva a decir eso? Ser auténtico. Pero ¿que es ser auténtico? Para el aviso de yerba no importa "qué es ser auténtico" importa simplemente "ser auténtico"... después se verá lo que resulta de ese frenesí de autenticidad.

En el aviso de yerba parece aparecer lo autentico como un inhibidor de las responsabilidades y la racionalidad. Parecen desaparecer los códigos preestablecidos de convivencia en sociedad, dando paso al "todo vale, solo hay que ser auténtico". El problema es que una vida social bajo esas leyes sería imposible: el imperativo de autenticidad que propone la empresa de yerba es imposible, ya que, llevado a su universalidad el mundo sería caos. Quiero decir ¿Sería posible un mundo en el que todos fuésemos "auténticos al modo yerba Sara"? Obviamente se generaría cierto desorden, causado por la irracionalidad misma de esa pseudo autenticidad.

16 comentarios:

La impuntual... dijo...

Se puede ser auténtico y no necesariamente grosero, creo que muchas veces la cosa pasa por ahí. Se escucha mucho decir "yo soy una persona que va de frente" cuando en realidad quienes hacen esa afirmación no son necesariamente quienes lo hacen de ese modo y por eso necesitan aclararlo.
Creo que hay una gran confusión entre ser: AUTÉNTICO, ORIGINAL Y UBICADO; así como también creo que hay una necesidad exacerbada por "ser diferentes a otros" sin darnos cuenta que justamente "ESO" es lo que nos hace ser uno más del montón.

Por algo en educación primaria hoy por hoy la educación visual y plástica se orienta hacia la mirada crítica y al ver más allá de lo explícito, o sea... para no dejarse enjuagar el cerebro por este tipo de spots publicitarios que por momentos nos hacen sentir casi analfabetos al creer que fuimos nosotros los ignorantes que no supimos interpretarlo cuando en realidad el tema es que ese era el objetivo, pisontearnos el autoestima para luego dejarnos enagañar por espejitos de colores.

Saluditos!

Patty dijo...

Me gusta cuando te ponés rebuscado. En el ejemplo, creo que el asesino mata porque tuvo la necesidad de hacerlo. Sintió ese impulso momentáneo y lo siguió sin pensarlo dos veces. Ahí esta otra diferencia con los animales. Nosotros podemos elegir refrenar nuestros instintos animales o no. No quita que seamos más o menos racionales.

Con respecto a la publicidad, creo que se refiere a ser auténticos como una forma de no avergonzarnos de lo que somos. ¿Cuántas personas fingen solamente para quedar bien? Justamente, en los avisos, las personas evitan emitir opiniones por seguir las reglas de la sociedad. Por supuesto que si todos hicieramos caso omiso de las mismas todo se converiría en un caos. ¿Acaso el caos no es divertido, Joker?

Saludos.

Joker 23 dijo...

Justamente en eso radica el problema de irracionalidad al que hago referencia, cito tu frase "el asesino mata porque tuvo la necesidad de hacerlo. Sintió ese impulso momentáneo y lo siguió sin pensarlo dos veces". El ser humano, en tanto ser RACIONAL, tiene la capacidad de no llevarse por sus impulsos animales... los que matan por impulso son los animales... supongo que lo que diferencia al hombre es poder evaluar cada situación con su racionalidad.

Centrándonos en la publicidad. Si, estoy de acuerdo contigo. Pero no solo en los avisos, en la vida misma, las personas no emiten sus opiniones para seguir al resto... todos lo hacemos, nadie puede escapar a eso, nadie... entonces, que no me vengan unos "creativos" a decirme que sea autentico y diga lo que pienso, porque nadie lo hace y nadie quiere ni "debe". Recuerden que pasó con Mujica cuando dijo lo que pensaba.

Saludos

Nico Bari dijo...

Mi opinión es que probablemente el asesino cometió el crímen bajo la influencia de dos kilos de yerba sara...

Joker 23 dijo...

Esa es la conclusión intrinseca... la deducción: la alegoría de todo esto. No quería decirlo asi, no quería ser auténtico... pero alguien lo tenía que decir.

Saludos

elio cesar dijo...

lo de "ser autenticos" es una idiotez nada autentica , se lo copiaron , como hacen todos los infradotados que estan en la television , de los avisos de fanta.
sin duda alguna que el mundo esta alabando ir a la idiotez pura como una virtud , en ves de pensar , actuar espasmodicamente, en ves de hablar , aullar etc.
los que inventan estos avisos son los que dicen que proust y borges son aburridos .
cuando a estos satrapas del tedio se los esten comiendo los gusanos , alli estaran proust ,y borges intactos como el marmol .
por cierto hago una comparacion en mi blog de la pelicula bajos instintos y en que se parece al discurso politico uruguayo , "la obscenidad oculta del discurso politico "

Corto Maltes dijo...

No estoy mu de acuerdo en eso de distinguirnos de los animales por la falta o la mucha violencia que expresemos. Los animales no matan porque si, lo hacen por algun motivo ya sea defenza o supervivencia. Nosotros lo hacemos porque creemos que es asi, pero pienso que en realidad es una forma de autoregulacion natural. Por ejemplo las enfermedades regulan nuestro crecimiento poblacional, pero no es suficiente asi que tenemos que matarnos nosotros mismos. Cada tanto y entreguerras, sale algun desquiciado como el asecino sitado y mata porque si, porque se le ocurre.

Joker 23 dijo...

Creo, Corto Maltés, que si podés releer el artículo sería mejor, porque capaz que no expliqué bien -de hecho creo que está confuso- pero dije exactamente lo que vos decis, todo lo contrario a lo que entendiste. Para ser breve, yo dije que el ser humano se diferencia de los animales por contar con la razón. El hombre entonces, puede distinguir aquellos actos instintivos y aquellos regulados por nuestra racionalidad. Por lo tanto digo: una persona -en su sano juicio- puede elegir hablar o callarse, ser autentico o no, matar o dejar vivir, etc... en cambio, los animales se manejan por instinto. La leona que va a cazar una gacela Thompson la va a matar para comer con la manada, en ningun momento se podría formular preguntas del tipo ¿será útil cazarla? ¿estará bien o mal? Simplemente lo hace por mandato instintivo. En cambio, el hombre, repito; en sus plenas facultades de "cordura" (aunque es un termino laxo) puede elegir: matar a la gacela, dejarla vivir, puede preguntarse si es o no necesario, etc...

Saludos

Peter Parker dijo...

¿Ser auténticamente uruguayo es tomar mate?
Yo soy uruguayo y no tomo mate... ¿no soy auténtico?

¿La yerba Sara tiene alguna sustancia que inhibidora, que neutraliza la hipocresía? ¡Es una maravilla! Esto me hace recordar la película de Jim Carrey, Mentiroso Mentiroso.

Si recordás The Watchmen, Rorschach se enfrenta a un violador, que le suplica de que no lo mate porque el es un enfermo mental y no un criminal... pero R le baja el hacha literalmente.

Muy profundo tu análisis, se nota una evolución en tus posteos, ¡continúe así!.

Abrazo.

Joker 23 dijo...

Vecino arácnido: la película de Jim Carrey siempre me pareció interesante, pero nunca la fui a ver. Supongo que no es nada del otro mundo, pero es un tema interesante.

Y finalmente tenía que entrar el tema de Rorschach... si, esa película tiene millones de aspectos para pasar años analizando... en el achazo de Rorschach en la cabeza de ese violador se dice todo de forma brutal: Rorschach es eso que algunos queremos ser. Seguramente a muchos nos gustaría abrirle la cabeza a un individuo asi, o al menos muchos creemos que no estaría tan mal eso. Pero decirlo es todo un tema. La sociedad bienpensante hipócrita pseudodemocrática cree mejor callarse... pero no dudan en hacer una viso de yerba que nos ordena ser autenticos porque "está bueno".

Rorschach es un personaje demasiado elaborado... es muy interesante por muchos lados... es un abismo de lo social.

Saludos!

Peter Parker dijo...

Ya me estoy imagiando a Rorschach hablando con el violador y dudando sobre las acciones que va a tomar... hasta que le pega una chupada al mate con yerba Sara (él usa Sara) y ahí mismo la sustancia inhibidora de la hipocresía hace su efecto y le parte la cabeza con el hacha.

Ese sí es un lindo spot para la yerba auténtica.

Joker 23 dijo...

Seguro que les encantaría ponerlo. De hecho ya lo hacen en la tv: vemos gente linchada y quemada, vecinos que piden justicia por mano propia, gente llorando, gritando, caras larfas, venganza... pero cuando todo pasa, vuelven a ser el Dr. Jekyll... se vuelven a poner el traje. Pero la pregunta es ¿Cuál es el traje y cual es la verdad? ¿El traje es el diplomatico; hay que buscar mejores formas de inclusión? ¿O el traje es el brutal: hay que matarlos?

Hoy es tan frívolo que no hace falta hacha alguna para demostrar lo asqueroso que todos TENEMOS dentro.

Peter Parker dijo...

Sabias palabras Joker, sabias palabras.

ace1138 dijo...

La yerba Sara es la kriptonita del Superyo, quedando debilitado y permitiendo el escape del Ello.

Sobre Rorschach, el tema de meter el hacha en esa escena, fue unos de los cambios respecto al comic que no me gusto. La resolución tipo Mad Max era mucho mas interesante.

Joker 23 dijo...

ace1138: el escape del Ello es entonces lo que demuestra la idiotez del aviso.

No puedo hablar respecto a eso, porque realmente no leí el comic lo suficiente como para evaluar la importancia de esa escena. Igual, supongo que no es un cambio tan importante como para decir que es malo, pero puede ser.

Saludos

rocker dijo...

El Ello se escapó?
Hay que avisarle a Juan Salvo!

Salu2
ROCKER