martes, 22 de febrero de 2011

Christian Bale (y The Fighter)


Alguno dijo que The fighter "tira la toalla demasiado pronto"; que la interpretación de Bale es "sobreactuada y por eso la Academia lo va a premiar"; que la película es "otra de esas historias de superación, sacrificio y boxeo"; que ya lo hicieron Toro salvaje o Rocky.


Lo último es cierto; hace mucho que el boxeo -o la lucha libre- es un buen disparador para historias que mezclan drama y deporte. Ejemplos: Rocky, Toro salvaje, Million Dollar Baby, El luchador (The wrestler) y también Mal día para pescar, de Álvaro Bretchner -lo MEJOR que le pasó al cine de género en Uruguay-.


Que The fighter gira una vez más sobre lo mismo es cierto, lo que no quita que la película funcione de maravilla. No importa que una fórmula sea repetida; importa que sea efectiva -y no efectista!- y que esté, ante todo, bien hecha. Y la verdad es que el final de The fighter te mete ahí. En realidad toda la película atrpa: el núcleo familiar cerrado de inmigrantes irlandeses en EEUU; el boxeo no como simple envase para un mensaje o metáfora estúpida, sino como eje de las relaciones, como causa y consecuencia de la decadencia humana; la música, excelente en cada intervencion, y los PERSONAJES, todos o la mayoría, de carne y hueso, verdaderos. (Obviamente Mark Wahlberg está igual que siempre, o sea: ni mal ni bien. Como un oasis en el camino queda su papel sorpresivo y muy bueno en Los infiltrados). Ah, tampoco hay buenos y malos muy determinados, otro punto a favor.



Y Christian Bale, que en esta película vuelve a morir por 115 minutos para darle vida, también por 115 minutos, a Dicky Eklund en la pantalla, merece un parrafo aparte y separado por dos espacios en blanco.



Lo de Bale es impresionante, atrapante, un personaje frenético. Ocurre que cuando Dicky Eklund aparece en escena todo lo demás pasa a segundo plano.

Si el Óscar a Mejor actor de reparto no lo gana Christian Bale, elimino este blog. (Se que para muchos eso sería un golpe duro, por eso lo digo. Pero siempre recuerden que hay grandes sacrificios que son necesarios para protestar por algo que nadie nos pidió y que no nos afecta o beneficia directamente a nosotros).

6 comentarios:

Merelo dijo...

Coincido en todo.
La película, una más del género que tiene un extra por tratarse de una historia verídica.
Lo de Wahlberg, EXACTO, la gastó en Los infiltrados y se quedó ahí, con más bajos que altos (recordemos la petética "El fin de los tiempos").
Y lo de Bale, una maravilla. ¿Viste las escenas de documental que aparecen con los créditos? Parecen la misma persona. Increíble.

Joker 23 dijo...

Si, olvidaba eso. La secuencia final de los Dicky y Micky reales no solo confirma una vez más lo verídico, sino que vuelve aún más interesante la actuación de Bale.

Las veces que vi a Wahlberg, lo vi hacer siempre lo mismo. A veces ese molde funciona y a veces no. En esta funciona bastante bien. Y si, creo que en Los infiltrados demostró muchísimo, una actuación muy muy buena. Parece otro.

andal13 dijo...

Mirá, con lo aficionada al cine que soy, no he visto aún The fighter, más que nada porque no me tienta la propuesta de ver una película que ya vi.
Ahora, no dudo que lo de Bale sea impecable, porque es un actor exquisito, y es capaz hasta de hacer creíble hasta un aviso de desodorante Axe (bah... creo que se me fue la mano).
Pero como te digo una cosa, te digo la otra: Geoffrey Rush está estupendo (como siempre) en El discurso del Rey, y la actuación de John Hawkes (el tío de la gurisa de Winter's bone) es notable; no vi la de Jeremy Renner, y Mark Ruffalo en The kids are all right está correcto, pero el suyo tampoco es un personaje tan complejo, me parece.
Así que viene brava la mano del Oscar; espero que lo gane Christian, para que la muerte de "Ricardito" no termine siendo un daño colateral.

Gonzalo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Joker 23 dijo...

Bueno. Varias cosas. La primera es que no te adelantes a la película. Supongo que cuando decís que ya la viste te referís al tema de que hay muchas películas de superación y boxeo, etc... Lo cual es cierto, pero no quita que una película sea buena, muy buena o excelente más allá del tema. Con ese criterio te quedarías con muy pocas películas para ver. La que se me viene a la mente ahora es El origen, que de nuevo no tiene nada, pero es buena (o aceptable).

Lo de John Hawkes como tío cocainómano, que ya está de vuelta, que conoce el ambiente en el que se mueve, todo, es excelente, pienso lo mismo. Es de lo mejor de Winter's Bone. Yo todavía no encontré lo magnífico en El discurso del rey. Creo que lo mejor son sus personajes, muy buenos, y de ahi que sus tres principales estén nominados.

Ahora que lo pienso, las actuaciones de Chris Bale y Geoffrey Rush son opuestas: una -la de Bale- corrosiva, frenética; la otra sobria y con humor (no del de carcajadas).

Joker 23 dijo...

La de Renner es The Town (Atracción peligrosa). Recuerdo haberlo visto en la película S.U.A.T. haciéndo EXACTAMENTE lo mismo que hace en The Town. No solo eso; el personaje de Jeremy Renner es ese personaje RIDÍCULO que aparece siempre en las películas de acción mediocres. Hay un grupo de ladrones de bancos -como en este caso-, y SIEMPRE hay uno del grupo que es psicópata, arriesgado, que maltrata a los rehenes, etc... ese es Jeremy Renner.

The kids are all right ES UNA PORQUERÍA. Simplemente. La película más espantosa y manipuladora y EFECTISTA que he visto en mucho tiempo. Parece que hoy poner a una pareja de hombres o lesbianas es lo que nos hace creernos liberales y buenos. Película de mierda, actuacion asquerosa de J. Moore.

Estas dos son ejemplos de que hay nominados de más en los Oscar.

Saludos!