jueves, 21 de abril de 2011

Lengua larga

El 7 de abril pasado empezó todo esto. Fue el día después del concierto de Dylan en Beijing. Esa mañana encontré varios titulares lamentables que, cual paladines a la vez de la libertad de expresión mal entendida y la ignorancia más atroz y despreocupada, agitaban la bandera de la liberación y señalaban, aseguraban; condenaban, poco menos, una censura por parte del Gobierno chino sobre Bob Dylan. Según la web rollingstone.es, Dylan había sido censurado por el gobierno comunista de China, que había prohibido al músico tocar The times they are a-changin y Blowinin the wind, temas "contestatarios". De este disparate apresurado se hacían eco, al instante, El País de España y, cómo no -cuándo no- la web rollingstone de Argentina.

DISPARATES DE ROLLINGSTONE.ES
Algunas de las burradas escritas en rollingstone.es: “[Dylan] no tocó ni dijo nada que pudiera parecer ofensivo al Partido Comunista (...) Las 6.000 personas que acudieron al recital (...) no escucharon, entre canción y canción, ninguna mención crítica a la represión que se ejerce en China…”.

La puta madre que los parió... la verdad, es que no se me ocurre otro comentario ante tales horrores publicos. Qué idiotas que son, qué imbéciles, qué poco responsables. Vamos por partes. ¿Desde cuándo Dylan se pone a parlotear en los conciertos? Se nota que el que escribió esa nota en una publicación tan relevante como la Rolling Stone sabe MUY poco y, lo que sí es pecado, habla con una propiedad que no tiene, una propiedad robada. Se nota que nunca vio un puto dvd de Dylan en vivo antes de ponerse a escribir semejantes juicios. Dylan es lo más parco y serio que hay sobre el escenario, si dice algo además de hola, gracias o adiós, es una excepción.

Siendo callado como es, parece francamente miope e inaudito pedirle que se ponga a reivindicar los derechos de los chinos, que se ponga a gritar proclamas contra los comunistas y que agite a las masas en medio de un concierto. NUNCA lo hizo ni lo va a hacer ahora con casi 70 años; NUNCA fue un agitador social; NUNCA tuvo como objetivo ser un heraldo de las minorías. NO PIDAN DEMAGOGIA DONDE NO LA HAY, POR FAVOR, TENGAN RESPETO, NO QUIERAN VOLVER UN PAYASO TIRA BOMBAS A UN TIPO QUE ES UN GENIAL MÚSICO. No sean idiotas, "columnistas" de RollingStone que no firman sus propias notas (¿será por verguenza? ¿será por incapacidad? ¿o las dos cosas juntas?).

LA CENSURA QUE NO FUE
El otro gran punto es, precisamente, sobre los dos temas que RollingStone AFIRMA, fueron CENSURADOS por el gobierno chino. The Times... y Blowin'... no estuvieron en los dos conciertos de Dylan en China, es cierto, pero tampoco estuvieron en Vietnam, ni en Hong Kong, ni en Singapur, ni en Australia (que hasta ahora son los shows asiáticos que van de la gira actual. Para el que quiera confirmarlo, bobdylan.com/tour). Lo que los tristes moscones de RollingStone y compañía quieren dar a entender con esto es que Dylan se pervirtió y se arrodilló ante los semidioses neo-comunistas de China y, como un viejo cobarde, les dijo "si, perdonen señores chinos, no los voy a ofender con mi retórica contestataria y voy a quitar estos temas que a ustedes les molestan". Como si Bob Dylan precisara la plata, como si precisara tanto tocar en China que accediera incluso aceptando una censura.

Lejos de ser una censura del Gobierno chino y un gesto de sumisión de Dylan, esto es otro de tantos cambios en el track list en vivo de Dylan. No se trata para nada de un Bob Dylan acobardado, asustado y que se traiciona a si mismo olvidando su pasado revoltoso, como AFIRMAN los amigos de RollingStone, no, todo lo contrario. No sean manipuladores, no quieran confundir a los demás con su confusión. Hace mucho que Dylan dejó de agitar la masa social, si es que alguna vez lo hizo. Y si lo hizo, lo que es seguro es que de ninguna manera quiso ponerse en el lugar de genio que llega a iluminar a la masa o de mesías salvador o revindicador. Para nada. Parece que los señores "cronistas" de RollingStone quedaron estancados en principios de los '60, que esperan que Dylan siga cantando todos y cada uno de sus temas más viejos, de una etapa que pasó y que, como dije, es una etapa.

Si no queda claro, cito al mismo Dylan desde su autobiografía hablando a finales de los '60:

"Por lo que yo sé, no pertenecía a nadie entonces ni pertenezco a nadie ahora (…) los moscones de la prensa seguían proclamándome el portavoz, el defensor e incluso la conciencia de una generación. Qué divertido"

Y para graficar todo con claridad, para sentenciar la cuestión, cito a Julio Valdeon Blanco desde EFEEME (una web de música en serio):

"Bob Dylan solo ejerció tres años como evidente bastión de la canción protesta. Con numerosos y esclarecedores matices que darían para otro artículo. En concreto durante dos discos, “The freewheelin Bob Dylan” (1962) y “The times they are a-changin’” (1963). Luego vinieron otros treinta."

Recomiendo la nota completa de Valdeon en Efeeme, titulada "50 años sin entender a Bob Dylan". Y muy especialmente se la recomiendo al fantasma que escribió esos disparates sobre el asunto en China.

Por favor, dejen de manipular, dejen de pedir demagogia, dejen de confundir la música con la política; a Bob Dylan con el Che Guevara. Dylan no es un Che Guevara con guitarra que se tiene que poner a gritar encima de un escenario, es un genio de la música que, obviamente, influye por su propio peso.

8 comentarios:

Neville dijo...

Es que a veces la culpa es de los músicos, cuando se ponen en pose de "algo más".
Sin ir más lejos, yo miraba a Bono dándole consejos a Cristina K. y, ¿cómo decirlo?, me pareció que el tipo estaba haciendo el papel de un gran nabo.

Por suerte, creo que Dylan no entra en esa (además: ¿qué tan salame hay que ser para pensar que unas canciones más o menos van a desatar un vendaval en China?)

Muy buen post.

Ramiro Sanchiz dijo...

Sí, es increíble que sigan haciendo fuerza para que Dylan sea percibido como un tipo políticamente comprometido. En "No direction home" hay un pasaje especialmente interesante donde alguien -no me acuerdo quien ahora- dice que consideraba a Dylan un poco ingenuo, incluso en la época de The Freewheelin' o de The times they are a-changing... es decir, ingenuo por su approach a los temas políticos. Años después, para las cámaras de Scorsese, este tipo (debería averiguar quién es) dice "los ingenuos eramos nosotros".
Ahora, lo de la Rolling Stone más que ingenuo me parece maligno, en el sentido de un mal muy viejo que de golpe sale a la superficie, intenta hacer algo malo y sólo logra desmoronarse por ahí, como un Decepticon oxidado.

Gonzalo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Joker 23 dijo...

Neville: pero ahi, justamente, estás citando a Bono, un tipo que ha sido siempre un declarado demagogo sobre el escenario. Con tipos como Bono no hay problema, porque son asi, te guste o no.

Coincido igual en que son los músicos los que construyen su propia imagen.

Ramiro: lo que pasa que hay cierto interés en encasillar o asociar siempre a un músico o corriente o lo que sea con cierto "compromiso" político-humanista. Olvidan que la música es música, el cine es cine, la literatura literatura...

No pueden disfrutar de eso.

Bagre De Acero dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con el artículo y con los comentarios,pero quiero añadir una obviedad. Es cierto que la música es música y que el arte debería ser valorado en cuanto tal; no obstante ello hay arte que más allá de sus valores intrísecos tiene valor político y moral y puede funcionar de acuerdo a ese doble aspecto sin necesidad de actitudes demagógicas arriba o abajo del escenario. Pienso en Zitarrosa, por ejemplo. El tipo decía "buenas noches" y se ponía a cantar: todo lo que hubiera por decir quedaba a cargo de la música. Un abrazo.

Detaquito dijo...

Tambien estoy de acuerdo con lo que dice, mi estimado Comodín 23, y concuerdo con la obviedad que añade Bagre de Acero.

Saludo, estimado!

ala reVelde dijo...

tenes razon, pero a veces pasa que algunos musicos se enarbolan con banderias politicas molestas y a mucha gente eso no le cae del todo bien.

te dejo mi blog para que lo visites www.elalarevelde.blogspot.com

abrazo y te estoy suiguiendo

NuMaN dijo...

Fue Dylan, alguna vez, contestatario?
Solo se que se hizo alguna vez católico...y millonario.
Y es un genio,eso si.
Manga de pelotudos con licencia para escribir,asco me dan.Y son los que fichan para los grandes,obvio.
(Desde cuando la Rolling Stone es una gran publicación? Desde cuando leo la Rolling Stone? Soy por éstas interrogantes PREGUNTATARIO? Y si no,qué? Eh?)